Soledad en la habitación

Una pareja resquebrajada, maniatada, tóxica. Sus fantasmas, esa parte de ellos que son resquicios de su propia personalidad y que siempre les acompañan. Esos fantasmas que les siguen, les oyen